La LXIV Legislatura y los Contrapesos al Poder Político

La legitimidad es la aceptación social y política motivada por el acuerdo subjetivo de que las modificaciones propuestas al régimen son las mejores posibles. Es la cualidad de ser investido conforme a un mandato legal que se encuentra en concordancia con determinadas aspiraciones, normas y valores presentes en la sociedad. Por ello, la legitimidad representa un comportamiento de aceptación o acatamiento en razón de los propios intereses de la sociedad. De acuerdo con Max Weber, todo poder tiene la necesidad de justificarse así mismo. Por lo tanto, la legitimidad es el único factor para mantener un determinado orden político toda vez que representa una condición necesaria para su persistencia estable y supervivencia. Si la legitimidad resulta eficaz para mantener un régimen, lo es precisamente porque proviene de un amplio consentimiento organizado. Para ver el comentario completo pulse aquí:

893D74DF-A971-4195-8567-C83946632B38

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

COMPARTO MI LIBRO: UNA INVITACIÓN A COMPRENDER LA POLÍTICA Y EL PODER

Conocer las modalidades a través de las cuales funcionan y se transforman los regímenes políticos sirve para crear buenos ciudadanos, lo que no significa, ciertamente, ciudadanos obsequiosos ante el poder, sino ciudadanos que tienen interés por la política, capacidad para procesar la información y que utilizan los instrumentos de la participación activa para controlar a los gobernantes en todos los niveles. Comparto mi libro “Una Invitación a Comprender la Política y el Poder”, para descargarlo en PDF pulse el siguiente link:

Isidro H. Cisneros – Una Invitación a Comprender la Política y el Poder – IEEJ

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

CIENCIA DE LA POLÍTICA AL SERVICIO DE LA LIBERTAD

Resulta imperativo el análisis de los sujetos que intervienen en la política en relación con el paradigma democrático. La política ha existido en todos los tiempos y circunstancias, ha cambiado sus formas, sus funciones, sus métodos e incluso, su fisonomía. La política hace referencia a la esfera de las acciones humanas que se relacionan, directa o indirectamente, con la conquista y el ejercicio del poder. La política ha siempre existido porque en donde hay individuos existe sociedad, y en donde hay una sociedad, resulta inevitable que exista una organización fruto ella misma de decisiones vinculantes. Cuando hablamos de política nos referimos a aquella actividad específica que se relaciona con la adquisición, la organización y la distribución del poder. “Nuevo Curso de Ciencia Política” de Gianfranco Pasquino, mi columna radiofónica en @antenaradio Primera Emisión 107.9FM 

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

AUSCHWITZ: LA FÁBRICA DE LA MUERTE

Comparto mis reflexiones sobre el “Viaje de Estudios a Polonia e Israel” para académicos mexicanos organizado por Tribuna Israelita y que fueron publicadas en 2005 con el titulo “A 60 Años de la Liberación de Auschwitz. Reflexiones en la Prensa Mexicana” por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación y Tribuna Israelita: “El recuerdo angustiante de los campos de concentración y exterminio en Polonia se asocia casi inevitablemente a la imagen de un día gris, frío y lluvioso. Un frío gris que se adhiere al cuerpo pero que permanece en el alma. El Ghetto de Varsovia y el cementerio judío de la misma ciudad forman también parte de esta tiranía de la memoria. Y es la memoria justamente la que obliga a replantearnos la pregunta acerca del sentido de la condición humana después del Holocausto. La barbarie producida por el nazismo está siempre presente en las intolerancias de nuestro tiempo; he aquí el por qué de la importancia de la memoria. No es posible olvidar, porque quien olvida está condenado a repetir los errores del pasado. Un pasado que es también un presente y que amenaza con convertirse en un futuro sino rechazamos conjuntamente las nuevas formas de intolerancia. Ya el gran filósofo alemán G.W.Hegel o el realista de la política Max Weber hacían referencia al carácter irredimible del individuo. Esta visión pesimista resulta ser de gran actualidad”. Pulse el siguiente enlace para acceder a la publicación:

TIRANÍA DE LA MEMORIA

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

NORBERTO BOBBIO: ELEMENTOS DE POLÍTICA

Norberto Bobbio, un pensador antidogmático por excelencia, puede ser considerado un filósofo militante que combate los prejuicios de cualquier tipo. Considera que la democracia debe orientarse a producir una síntesis entre los derechos de libertad y los derechos de justicia para el ciudadano. Identifica los fines y valores que caracterizan la moderna convivencia civil y establece las premisas necesarias para la urgente evaluación ética de la política que periódicamente requiere la democracia, sobre todo en momentos de crisis, dado que sus instituciones, reglas del juego y tipo de decisiones colectivas adoptadas, tienen efectos directos sobre los derechos sociales y políticos de las personas. Dicho de otro modo, sobre las oportunidades vitales y sobre la calidad de vida de enormes grupos de la población. Se refiere al déficit de la política y a la crisis de valores que afectan a la democracia contemporánea. Afirma que la ética y la política rara vez se encuentran, porque el héroe de la vida moral es el santo quien sufre el martirio para salvar el principio del bien, mientras que el héroe político es el individuo de la historia universal de Hegel, es el jefe carismático estudiado por Max Weber o el gobernante responsable que salva (o cree salvar) a su propio pueblo, incluso al precio de una inaudita crueldad, como sostiene Maquiavelo, y de aquí la distinción entre lo que es moralmente lícito y lo que es moralmente ilícito en política. Pareciera, sostiene Bobbio, que existe una distinción entre el político y el ciudadano, es decir, que la política obedece a un código de reglas distinto y, en algunos aspectos, incompatible con el código de reglas que rige la conducta moral de los ciudadanos. Es la clásica distinción entre buena y mala política que se desarrolla en el interés de todos o de unos cuantos. Norberto Bobbio, Elementi di Politica, Turín, Einaudi, 1998, en mi BIBLIOTECA MÍNIMA DEL BUEN CIUDADANO, @antenaradio, 107.9FM:

 

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

GIORGIO AGAMBEN. STASIS O LA GUERRA CIVIL COMO PARADIGMA POLÍTICO

La democracia mexicana está enferma. No se trata solo de una impugnación de sus presupuestos lógicos o de la deslegitimación de sus valores políticos, la referencia específica es a un creciente malestar ciudadano que se manifiesta en contra de una democracia que ha resultado deficitaria respecto a los requerimientos de la población, además de que arrastra grandes paradojas, insuficiencias y contradicciones. La crisis de la vía mexicana hacia la democracia se combate con mayor participación ciudadana. Nuestro sistema político requiere de una nueva gobernabilidad que aumente la capacidad para encontrar un equilibrio entre las expectativas de los ciudadanos y las respuestas institucionales. No permitamos que el malestar se transforme en odio hacia la democracia. Giorgio Agamben, en mi BIBLIOTECA MÍNIMA DEL BUEN CIUDADANO, @antenaradio 107.9FM:

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

NORBERTO BOBBIO: IGUALDAD Y LIBERTAD

El concepto y el valor de la equidad presupone para su aplicación, la presencia de una pluralidad de sujetos que buscan establecer el mejor tipo de relación posible, siempre que esté sustentada en la justicia como un reclamo de igualdad. La justicia y la legalidad son representativas de una relación que se dice equitativa porque se lleva a cabo conforme a la norma. Aristóteles consideraba que justo es el individuo que observa las leyes y que justa es una ley que instituye o respeta, una vez que ha sido establecida, una relación de igualdad. La justicia es la virtud que preside un ordenamiento político democrático y para que reine la armonía en la sociedad es necesaria la garantía de equidad. El equilibrio alcanzado solo puede ser mantenido a través de normas universalmente aceptadas. De esta manera, la instauración de la equidad y el respeto de la legalidad son dos condiciones para la conservación del orden desde el punto de vista de la totalidad y no desde las partes. Mientras que la justicia es un ideal, la equidad es un hecho. Los criterios de justicia permiten establecer en que cosa dos entes deben ser tratados como iguales con el fin de dar vida a una igualdad justa. En esto consiste la equidad democrática. Norberto Bobbio en mi BIBLIOTECA MÍNIMA DEL BUEN CIUDADANO @antenaradio 107.9FM

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

THOMAS HOBBES Y LA POLÍTICA ABSOLUTA

La importancia de Thomas Hobbes –un escritor maldito de acuerdo con el gran profesor recientemente desaparecido Norberto Bobbio- radica en que despliega su reflexión en los planos de la metafísica materialista, la antropología del pesimismo y el absolutismo político. Sus lecciones acerca de los fundamentos de una comunidad ordenada y pacífica, que considera posible sólo a través del poder absoluto del Estado, han suscitado más excomuniones y condenas que críticas e interpretaciones positivas. Thomas Hobbes ha sido considerado contemporáneamente un teórico de la praxis absolutista de las monarquías nacionales y un profeta del totalitarismo moderno, de la misma forma como existen quienes lo consideran un iusnaturalista con espíritu liberal que pone limites al mismo absolutismo postulándose como un ideólogo del naciente capitalismo industrial. Sin embargo, cualquiera que sea la posición teórica e histórica desde la que se observe la obra del gran pensador inglés una cosa es muy cierta: tales debates y reflexiones no habrían sido posibles en el medio intelectual mexicano sin el conocimiento y la divulgación de la obra de Thomas Hobbes a quien hoy analizamos en mi BIBLIOTECA MÍNIMA DEL BUEN CIUDADANO en una de sus obras fundamentales “Leviatán”:

 

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

INSURRECCIÓN DE LA MADRE NATURALEZA

Hoy la izquierda no puede considerarse como un proyecto de futuro, sino coloca en el centro de sus preocupaciones la cuestión ambientalista. Sus viejos paradigmas no existen más o están en crisis. Al centro de su reflexión y de su actuar, deben colocarse los nuevos temas del medio ambiente, la ética pública, la libertad y la tutela de los débiles. Nuestro país requiere con urgencia de un gran partido ambientalista de izquierda que promueva programas y políticas públicas para una reconversión ambiental de carácter económico, cultural y social.

http://www.cronica.com.mx/notas/2017/1042767.html

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Un lugar para pensadores que agitan ideas