La LXIV Legislatura y los Contrapesos al Poder Político

La legitimidad es la aceptación social y política motivada por el acuerdo subjetivo de que las modificaciones propuestas al régimen son las mejores posibles. Es la cualidad de ser investido conforme a un mandato legal que se encuentra en concordancia con determinadas aspiraciones, normas y valores presentes en la sociedad. Por ello, la legitimidad representa un comportamiento de aceptación o acatamiento en razón de los propios intereses de la sociedad. De acuerdo con Max Weber, todo poder tiene la necesidad de justificarse así mismo. Por lo tanto, la legitimidad es el único factor para mantener un determinado orden político toda vez que representa una condición necesaria para su persistencia estable y supervivencia. Si la legitimidad resulta eficaz para mantener un régimen, lo es precisamente porque proviene de un amplio consentimiento organizado. Para ver el comentario completo pulse aquí:

893D74DF-A971-4195-8567-C83946632B38

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *