NORBERTO BOBBIO: IGUALDAD Y LIBERTAD

El concepto y el valor de la equidad presupone para su aplicación, la presencia de una pluralidad de sujetos que buscan establecer el mejor tipo de relación posible, siempre que esté sustentada en la justicia como un reclamo de igualdad. La justicia y la legalidad son representativas de una relación que se dice equitativa porque se lleva a cabo conforme a la norma. Aristóteles consideraba que justo es el individuo que observa las leyes y que justa es una ley que instituye o respeta, una vez que ha sido establecida, una relación de igualdad. La justicia es la virtud que preside un ordenamiento político democrático y para que reine la armonía en la sociedad es necesaria la garantía de equidad. El equilibrio alcanzado solo puede ser mantenido a través de normas universalmente aceptadas. De esta manera, la instauración de la equidad y el respeto de la legalidad son dos condiciones para la conservación del orden desde el punto de vista de la totalidad y no desde las partes. Mientras que la justicia es un ideal, la equidad es un hecho. Los criterios de justicia permiten establecer en que cosa dos entes deben ser tratados como iguales con el fin de dar vida a una igualdad justa. En esto consiste la equidad democrática. Norberto Bobbio en mi BIBLIOTECA MÍNIMA DEL BUEN CIUDADANO @antenaradio 107.9FM

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *