PROTECCIÓN JURÍDICA PARA LOS ANIMALES

Al institucionalizar la responsabilidad de proteger a los animales no humanos se establece una pauta central para la transformación de las mentalidades sociales, creando así una cultura cívica ciudadana. El derecho a la protección jurídica para los animales proyecta la lucha permanente contra el maltrato y la crueldad, propone una perspectiva en donde la persona deja de ser el centro de toda actividad, para formar parte del sistema biótico al mismo nivel que los otros seres vivos. Arribar a esta conclusión ha permitido la consideración de los animales no como entes inferiores al individuo, sino como seres sintientes que coexisten al mismo nivel, y que por lo tanto, deben ser protegidos como sujetos de derechos, al igual que los seres humanos.

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *