TAO DE LA LIBERACIÓN (ECOLÓGICA) DE LEONARDO BOFF

zzz98

La biodiversidad estabiliza el clima de la Tierra, renueva la fertilidad del suelo y provee bienes y servicios que contribuyen a nuestro bienestar. No obstante, se mantienen insostenibles patrones de producción y consumo, así como otras prácticas nocivas que destrozan aceleradamente el hábitat natural y a las especies existentes. De la crisis de la biodiversidad derivan los derechos de la naturaleza. Estos derechos responden a una nueva visión en torno a la vida y al modo como los humanos nos relacionamos con la naturaleza. Defenderlos requiere de una “democracia biopolítica” donde la vida biológica y cultural de las sociedades se materialice en un Estado de derecho. Durante largo tiempo, los términos vida y política se consideraron de manera separada, pero hoy se sintetizan nuevamente ante la creciente expansión de fenómenos que entrelazan la vida biológica de la especie humana con lo social, lo económico, el derecho y la política.

Los griegos no tenían un único término para expresar eso que entendemos con la palabra vida. Usaban dos conceptos distintos: zoé que expresaba el simple hecho del vivir común a todos los seres vivientes, y bios que significaba la manera de vivir de un individuo o grupo. En las lenguas modernas esta distinción desapareció gradualmente. Hoy, el término “forma de vida” se usa para designar una vida determinada por el modo de vivir. Nuestra época se define por “los medios sin fines”, es decir, por una lógica de consumismo salvaje que determina la forma en que vivimos. Agrega que los comportamientos sociales y las formas individuales de la vida humana, no se encuentran prescritas por una vocación biológica sino que están determinadas por la vida política, con nuevos cuestionamientos: ¿Qué tipo de legitimidad y derechos tiene el sujeto viviente? ¿Qué significa potenciar la vida en una sociedad democrática?

En México esta problemática todavía no involucra al conjunto de la población, no existe una seria preocupación en la sociedad civil, ni en la clase política. Entre más pospongamos la generación de una conciencia ecológica entre los ciudadanos, y una plena incorporación de la naturaleza en el derecho constitucional con carácter de sujeto de derecho, más perderemos riqueza y biodiversidad.

Reflexionamos sobre Leonardo Boff en mi BIBLIOTECA MÍNIMA DEL BUEN CIUDADANO @antenaradio 107.9FM:

Recorridos de la Tolerancia

 

 

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *