NUEVAS IDEAS REPUBLICANAS

Nuevas Ideas Republicanas

El principio de legalidad significa primacía de la ley –en cuanto norma suprema- por sobre cualquier autoridad. Expresa una sumisión general al sistema jurídico y representa además, un mecanismo de seguridad y de garantía de funcionamiento ordenado del sistema de reproducción del derecho. El principio de legalidad actúa como elemento de estructuración sistemática del orden jurídico y exige no sólo determinados criterios o principios en su configuración, sino también el diseño y aplicación de los instrumentos necesarios para hacerlos valer. De un lado, el principio de legalidad permite distinguir “el buen gobierno del mal gobierno”, mientras que, por el otro, hace posible la distinción entre “el poder del derecho y el poder de hecho”. En suma, permite diferenciar un régimen democrático de otro autoritario. La política democrática tiene dos dimensiones: una de forma o de legalidad y otra de fondo o de legitimidad. La dimensión de forma se refiere al cumplimiento estricto de la ley, mientras que la dimensión de fondo está íntimamente vinculada con las normas e instituciones que hacen posible el desarrollo continuo de la democracia. El principio de legalidad considera que la ley es la expresión de la voluntad general, y por lo tanto, el acto a través del cual la comunidad nacional de los ciudadanos ejerce su poder de determinación autónoma. En el Estado constitucional de derecho la ley es la expresión de la voluntad general, según la cual no existe autoridad alguna que sea superior a la ley, estableciendo los límites y fundamentos de cualquier autoridad democrática. Sólo en nombre de la ley puede exigirse obediencia, de tal manera, que la legitimidad es también una expresión de la legalidad. La idea misma de ley proviene de una larga tradición doctrinal que ofrece los motivos por los cuales, es preferible el gobierno de las leyes por sobre el gobierno de las personas. Esta idea expresada desde el principio por los escritores antiguos se vincula con el ejercicio del poder mediante normas generales y abstractas, y en este sentido, bajo el principio ineludible de que la ley es igual para todos.

“Nuevas Ideas Republicanas. Autogobierno y Libertad”, de Félix Ovejero (ed.), Barcelona, Paidós, 2004, en mi BIBLIOTECA MÍNIMA DEL BUEN CIUDADANO en @antenaradio Primera Emisión 107.9 de FM Instituto Mexicano de la Radio.

Para escuchar pulse aquí:

S (65)

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *