LAS VÍCTIMAS EN UN SISTEMA PENAL DEMOCRÁTICO

Victima

El Estado es un pacto político derivado del contrato social. El pacto que da vida al Estado es irreversible y le confiere un poder legítimo. A cambio, el Estado adquiere también el compromiso irrenunciable de proteger el bien más preciado que posee una persona y que es su propia vida, y derivado de esto, sus derechos ciudadanos. Cuando el Estado es incapaz de proteger la vida y los derechos, se puede hablar de “Estado Fallido”, “Estado Fracasado” o “Estado Inexistente”. El derecho penal de la modernidad debe evolucionar para hacerse compatible con la democracia. El pacto o contrato social que se encuentra en el origen de su legitimación establece que las penas o castigos deben encontrar su razón de ser en la legalidad, la necesidad, la proporcionalidad y la utilidad. En los sistemas autoritarios el castigo es un ejercicio solamente punitivo para la preservación del orden jurídico y la conservación de los vínculos sociales, en: “La Víctima en el Nuevo Proceso Penal Acusatorio” de José Zamora Grant, Instituto de Formación Profesional PGJDF, México, 2014, en BIBLIOTECA MÍNIMA DEL BUEN CIUDADANO @antenaradio Primera Emisión 107.9FM Instituto Mexicano de la Radio.

Para escuchar pulse aquí:

Dr. Isidro H. Cisneros Cdhdf1

¿Te gustó? CompárteloTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *